La proposición no de ley que expuso el PSOE para sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos ha salido adelante en el pleno del Congreso con 198 votos a favor, uno en contra y la abstención del Partido Popular. Esta iniciativa tiene valor simbólico ya que no es de obligado cumplimiento pero representa al parlamento. Esto forma parte del conjunto de iniciativas para impulsar la Ley de Memoria Histórica.

La propuesta no de ley incluye el traslado de los restos de José Antonio Primo de Rivera a un lugar «no preeminente» del edificio. Además ha pedido crear bancos de ADN para identificar a los desaparecidos así como identificar a aquellos que construyeron infraestructuras con trabajos forzosos para realizar placas conmemorativas.

Esta iniciativa ha sido apoyada por Ciudadanos, PdeCat (antigua Convergencia) y Unidos Podemos, a pesar de que estos últimos pusieron como condición que se aprobasen sus enmiendas.