logo twÁlex Martín

El presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, encarcelado en Soto Real desde el pasado 16 de octubre, ha sufrido un nuevo revés. Su compañero de celda ha solicitado el traslado de celda, cansado de soportar “su matraca con el tema del independentismo”. El mismo día que pidió el cambio, la prisión le ha concedido el traslado.

El ya ex compañero de celda de Sánchez está considerado, dentro de Soto del Real, como uno de los presos con mejor comportamiento y siempre es seleccionado para apoyar a los presos recién llegados a la cárcel. Sin embargo, la insistencia del presidente de ANC con la independencia de Cataluña ha colmado la paciencia de este preso, solicitando inmediatamente su traslado.

No es el primer incidente que protagoniza Jordi Sánchez desde su ingreso en prisión. Poco después de llegar a Soto del Real, solicitó el cambio de módulo debido a que uno de los presos le gritó “Viva España”; sin embargo, se denegó su petición debido a que no había motivos para trasladarle ya que no existía ningún problema respecto a su seguridad.