logo twMarcos H. De la Morena 

Pedro Antonio Sánchez, presidente de la Región de Murcia por el Partido Popular, prestará declaración el próximo 6 de marzo por el caso Auditorio. Sánchez estaría siendo investigado por presuntos delitos de prevaricación continuada, fraude, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos.

Miguel Sánchez, portavoz regional de Ciudadanos en Murcia, ha afirmado que «Pedro Antonio Sánchez debe de cumplir con el compromiso que ha adquirido con los murcianos y dimitir, en virtud de su palabra, el acuerdo de investidura y la ley de transparencia». Además, el portavoz de la formación naranja ha asegurado que «el valor que tenemos las personas es el valor de nuestra palabra y estoy convencido de que el presidente va a cumplir con la suya y va a dimitir por el bien de los murcianos».

Desde la corporación regional de Ciudadanos le remiten al presidente sus propias palabras, que pronunció al firmar su pacto de investidura gracias al apoyo de Miguel Sánchez y su agrupación: «Si me imputan por delitos por corrupción política dimitiré, porque así lo he firmado».

Por otro lado, Rafael González Tovar, secretario general del PSOE en Murcia, ha pedido Pedro Antonio Sánchez que «cumpla su palabra y presente su dimisión», y ha afirmado que el presidente murciano “tiene hoy la oportunidad de demostrar que su palabra vale».

Desde el PSOE advierten que, si se produce un «enrocamiento» por parte de Pedro Antonio Sánchez, «la oposición tendrá que hablar» y añade que «esta situación no puede quedar impune».

González Tovar no sólo se ha referido al discurso de investidura de Sánchez, sino que también ha aludido al pacto que firmó con Ciudadanos para ser elegido presidente, y a la Ley de Transparencia de la Región de Murcia, la cual obliga a dimitir a cualquier cargo público imputado por corrupción.


MÁS INFORMACIÓN

La Audiencia Nacional implica al presidente de Murcia en la trama Púnica