logo twDiana Fernández

  • Desde que Cifuentes asumió la presidencia de la gestora que dirige la Comunidad de Madrid, los afiliados han aumentado en 1.600 miembros más. 
  • La cúpula del PP nacional sigue manteniendo el sistema de doble vuelta para acallar las primarias

A pesar de que el Partido Popular intenta evitar el sistema de primarias imponiendo la doble vuelta, la presidenta de la C0munidad de Madrid, Cristina Cifuentes, pide más democracia interna. Cifuentes presentará una enmienda en los estatutos del partido que hace que el líder del partido sea elegido a través de los militantes y no a través de compromisarios como el sistema actual. El congreso del partido se celebrará entre el 10 y el 12 de febrero. 

Actualmente el PP acumula más de 94.000 afiliados y 235 compromisarios en el Congreso. El equipo de Ciufentes iniciará una campaña territorial para que apoyen la propuesta. Íñigo Herníquez de Luna, portavoz en el Ayuntamiento y presidente del distrito de Salamanca, será una de las voces que apoye el sistema de primarias pero lo hará a título individual.

El PP nacional organizó hace algo más de año y medio una Conferencia Política en la que tanto Cospedal como Juan Manuel Moreno pedían más participación de los militantes en el partido, pero la idea ha ido cayendo y la cúpula aboga por el sistema de doble vuelta. En la primera vuelta los militantes puedan votar en una urna los candidatos y en otra los compromisarios que les representarán en el Congreso Nacional. A la segunda vuelta pasarán los que consigan más del 10% de los votos. El plazo para presentar las enmiendas termina el 16 de enero y será entonces cuando se inicien conversaciones con el resto de territorios para que apoyen que tanto los compromisarios como el líder sean elegidos por los militantes del partido.

El consejero de Presidencia, Ángel Garrido y presidente del comité electoral de la gestora que dirige el partido en la comunidad dirigida por Cifuentes, propondrá que el día antes del congreso, los militantes voten en una urna al candidato elegido. En esta votación se debe hacer en dos partes. La primera que recoja los compromisarios y la siguiente al presidente del partido. Los estatutos recogen que para ser presidente de la formación, tienes que estar a corriente de pago, llevar más de un año en el partido y tener más de 100 avales que apoyen tu candidatura. Tras una campaña de 21 días, los que hayan superado la fase tendrán que exponer durante la primera jornada el programa de su liderazgo, al día siguiente se harían las votaciones. Esto propuesto por Garrido requiere de un apoyo a nivel territorial que el partido se ha mostrado dispuesto a buscar pero aún no ha comenzado. Esta previsto que se haga pocos días antes de iniciar el congreso del partido.

 

Desde que Esperanza Aguirre dimitió al entrar en prisión su mano derecha, Francisco Granados, y Cifuentes asumió la presidencia de la gestora que dirige el partido en la capital, los afiliados han aumentado en 1.600 miembros más.


MÁS INFORMACIÓN

En el PP se acerca el sistema de ‘doble vuelta’ para evitar las primarias