logo twÁlex Martín

Telefónica ha sufrido un ataque de un virus malicioso en su sede central. El ataque se ha producido contra los ordenadores del personal de la empresa, que sufren una detención de los aparatos y en el momento en el que la pantalla se vuelve azul, el equipo informático se vuelve completamente inutilizable; sin embargo, no está afectando a ninguno de los clientes de Telefónica. Aún no se conoce la identidad de los atacantes, pero las primeras informaciones apuntan a que el origen se encuentra en China.

Además, se pide un rescate para poder liberar la red interna de Telefónica. Se solicita que se haga cambio de bitcoins por valor de 300 dólares. Además, no solo los empleados de la empresa han tenido que desconectar sus ordenadores, sino que también los colaboradores externos de Telefónica han sido avisados de este ciberataque, y que se conecten vía VPN para evitar problemas.

Fuentes de la operada han podido confirmar que el número de ordenadores afectados por este ciberataque es en torno a 100. A pesar de ello, otras fuentes hablan de que los equipos afectados podrían haber sido mucho más. En la sede central de Telefónica, en el distrito C de las Tablas, existen 40.000 ordenadores. Desde la empresa, se ha pedido a los empleados que apaguen los ordenadores y no los enciendan hasta nueva orden.

Por otro lado, algunas informaciones apuntan a que el virus con el que se ha atacado a Telefónica podría estar actuando en otras empresas. Vodafone, KPMG, BBVA o el Banco Santander. En el caso de la operadora de telefonía móvil, se ha confirmado, tras una revisión a todos los aparatos con los que cuentan, que «no hay ninguna anomalía», desmintiendo esas mismas informaciones. El BBVA también ha querido salir al paso desmintiendo «categóricamente» que haya sufrido ataque alguno.