logo twDiana Fernández

La simbólica foto de los cinco ya queda obsoleta y fuera de juego. Errejón, Monedero, Luis Alegre, Pablo Iglesias y Carolina Bescansa han tomado caminos distintos. La última, cofundadora de Podemos ha renunciado a su puesto en la ejecutiva en una carta asegurando que no estará en ninguna lista de cara al próximo congreso. Esto lo ha hecho también junto al miembro de la dirección Nacho Álvarez. 

“Pensamos que son los equipos más fuertes los que están actuando de espaldas a la voluntad de diálogo y acuerdo, voluntad que es compartida por la gran mayoría de las personas inscritas en Podemos. Por eso no podemos integrarnos en ninguna de las listas que competirán por la dirección política de la organización. No queremos retroceder ni eludir nuestra responsabilidad. Sencillamente creemos que seremos más útiles trabajando para la recuperación de los grandes debates políticos que fundaron Podemos, y para impulsar los acuerdos que tendrán que producirse después de Vistalegre. En estos momentos, eso sólo lo podremos conseguir dando un paso hacia el margen en esta escena”. así ambos han decidido abandonar el proyecto tras los múltiples enfrentamientos que han sacudido el partido en las últimas semanas.

“Ha sido un honor formar parte del Consejo Ciudadano y el Consejo de Coordinación Estatal de Podemos. Ha sido igualmente un honor poder dirigir, respectivamente, la Secretaría de Análisis Político y Programa, y la Secretaría de Economía”, sentencia la misiva.

Los múltiples enfrentamientos entre los dirigentes de Podemos han llevado a Bescansa a abandonar el proyecto para “recuperar los grandes debates políticos que fundaron el partido”. De cara al próximo congreso, Vistalegre II, que se celebrará entre el 10 y el 12 de febrero, Errejón e Iglesias presentarán un proyecto distinto y separado a no ser que en menos de cuatro horas alcancen a un acuerdo.