Carmena ha dado un paso atrás. Después de defender que no habría pancarta en el Palacio de Cibeles por tratar con igualdad a todas las víctimas del terrorismo, la alcaldesa de Madrid ha asegurado que habrá acto y habrá pancarta en memoria las víctimas.

Fue el domingo por la noche cuando Carmena decidió no poner una pancarta para «no hacer una situación de menosprecio de unas víctimas en relación a otras«. A su juicio «supondría destacar una víctima sobre las demás, lo que no parece procedente desde el punto de vista institucional».  Así lo anunció en una misiva y las críticas comenzaron a lloverle.

Carmena anunció que tanto ella como su equipo estarían presentes en el acto en conmemoración a Miguel Ángel Blanco,  pero se mantenía en su negativa a extender un cartel en el Palacio de Cibeles. Pero este mediodia la alcaldesa ha rectificafo y ha anunciado que será en el acto de conmemoración propuesto por la Federación Española de Municicpios y Provincias que se celenrará el próximo martes 12 de julio, cuando extienda la pancarta.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, pidió a Carmena «que recapacitara, que fuera generoso y que no actuara con mezquinidad. Con las víctimas no se puede ser mezquino». Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia difundió tras conocer la decisión de Carmena, un comunicado acusando a la alcaldesa de caer «en la inquinidad al no interpretar conveniente este gesto de memoria democrática para decir «Nunca más», que no tiene la más mínima intención de conllevar interpretación alguna de jerarquizar el valor de todas las víctimas de todo terrorismo, interpretación falsaria o cuando menos alejada de la realidad».