• El equipo de Luis Enrique ha dejado muchas dudas ante un equipo de Segunda B, que le dominó en algunas fases del encuentro
  • Carles Aleñá, con un gran gol, salvó a su equipo de la derrota, tras el gol de Mainz al comienzo del segundo tiempo

Después del empate en Anoeta frente a la Real Sociedad, el F.C. Barcelona quería olvidar la mala imagen demostrada y poder tener un buen sabor de boca para poder llegar al partido del sábado frente al Real Madrid en forma.

Con un once compuesto por muchos jugadores no habituales, el equipo culé salió a avasallar al Hércules, que hizo un partido muy meritorio frente a uno de los mejores equipos del mundo, que se mostró impotente de cara a portería.

El equipo alicantino salió muy metido atrás, sólido defensivamente, con la intención de retener a sus rivales el mayor tiempo posible, y en la primera parte así fue, ya que, a pesar de las ocasiones del equipo de la Ciudad Condal, no eran capaces de batir al portero.

La primera parte fue una sucesión del control del Barça del juego y las ocasiones, y las acometidas del Hércules para intentar batir a Cillessen y dar la sorpresa en su estadio, el Rico Pérez.

A la vuelta de los jugadores de la caseta, es cuando se produjo la sorpresa. En el minuto 52, tras un centro que tocó Juanma, llega en segunda instancia Mainz, que, con el pecho, mete el balón dentro de la portería de Cillessen.

El Barcelona estaba sorprendido, tocado, porque estaba dormido desde la salida del vestuario y esos despistes le habían costado un gol en contra. Sin embargo, la alegría del Hércules no iba a durar demasiado.

En el minuto 58, Rafinha recuperó el balón y se la pasa al jugador del filial, Aleñá, que a más de veinte metros, lanza un disparo que fue imparable para el portero del Hércules y empata el partido, salvando a su equipo de una derrota inesperada.

Con este empate, la imagen del equipo dirigido por Luis Enrique no es la más positiva, demostrando que no hay un plan B, y que deben mejorar si quieren llegar en condiciones al Clásico del sábado frente al líder de la Liga Santander, el Real Madrid.