logo twÁlex Martín

El F.C. Barcelona ha barrido al Granada en Los Cármenes por un gol a cuatro y mantiene el ritmo del Real Madrid en la Liga Santander. El conjunto azulgrana no se da por vencido, y sigue en un gran momento de forma tras eliminar al PSG obrando una remontada histórica, a pesar de la baja de Messi por sanción en este partido no fue problema para los de Luis Enrique.

Desde que ambos conjuntos saltasen al terreno de juego, el F.C. Barcelona fue el que llevó la voz cantante en el partido. La defensa del Granada no daba a basto con las acometidas de los jugadores culés, que se estrellaban una y otra vez, bien con el guardameta del equipo andaluz, bien con la defensa, bien con los postes de la portería del conjunto nazarí.

Sin embargo, no ha sido hasta el final de la primera parte cuando el equipo de la Ciudad Condal estrenó el marcador. Luis Suárez, uno de los habituales goleadores del Barça, se adelantó a la defensa del Granada para batir a Guillermo Ochoa, portero del Granada y subir el 0-1 al electrónico de Los Cármenes, dando un golpe psicológico a su rival antes del descanso.

A la vuelta de los vestuarios, el equipo andaluz salió con ganas de remontar el resultado adverso en el partido. En el minuto 5 de la segunda parte, Boga bate a Ter Stegen para poner el empate y dar la sorpresa momentánea ante el Barça, que volvió a marcharse de un estadio sin dejar su portería a cero.

Sin embargo, esto envalentonó a los jugadores dirigidos por Luis Enrique, que subieron la intensidad y el ritmo del partido, y eso se notó. A pocos minutos del ecuador de la segunda parte, uno de los menos habituales, el delantero Paco Alcácer marcó el 1-2 y ponía tierra de por medio con el Granada.

Los otros dos tantos fueron anotados por el centrocampista croata Iván Rakitic y el extremo brasileño Neymar, del que todo dependía en este encuentro en la Liga Santander para el F.C. Barcelona, que se mantiene segundo, a dos puntos del Real Madrid en la recta final del Campeonato.