logo twÁlex Martín

Después de la victoria frente al Real Madrid en el Clásico del fútbol español, el F.C. Barcelona se ha dado un baño de masas frente a su afición en el Camp Nou, donde ha apabullado al Club Atlético Osasuna, a quien ha vencido con un contundente resultado de siete goles a uno, manteniendo el liderato de la Liga Santander durante esta jornada.

El equipo dirigido por Luis Enrique saltó al terreno de juego y pronto obtuvo resultados del asedio al área osasunista, ya que en el minuto 11, Messi, homenajeado antes del comienzo del encuentro, abría el marcador tras zafarse de la defensa rojilla, que fue incapaz de detener a uno de los mejores jugadores del mundo.

El segundo tanto llegó antes de que pasara la primera media hora del partido. Uno de los menos habituales, el centrocampista portugués André Gomes, quería cerrar más de una boca y anotó el primero del que sería su doblete en el encuentro frente al Osasuna, demostrando algunas de las dotes que le hicieron fichar por el F.C. Barcelona.

A pesar de que Roberto Torres, al inicio de la segunda parte, marcó el que sería el gol del honor para el equipo rojillo, el Barça aumentó el ritmo de juego y ocasiones hasta dejar seco a su rival. De nuevo Gomes, en el minuto 56, marcó para el equipo blaugrana, que empezó su festival frente a la defensa del Osasuna, que perdiendo se certificaba su descenso a Segunda.

El cuarto tanto es obra de Messi, en el minuto 60, 4 minutos después de que Gomes anotara su segundo gol de la noche. Alcácer, en dos ocasiones, y Mascherano, otro de los menos habituales en los goles del Barça, sumando la victoria del Leganés frente a Las Palmas, hicieron oficial el descenso del Club Atlético Osasuna a la categoría de plata del fútbol español.