La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha explicado este jueves en Luxemburgo que los jóvenes que ni estudien ni trabajen recibirán una cuantía de 430 euros al mes durante un máximo de 18 meses. Según ha expuesto en el consejo de ministros europeos esta medida cuenta «con 500 millones para ponerse en marcha». Esta está enmarcada en el pacto de investidura de Ciudadanos y el Partido Popular.

Báñez ha asegurado que presentará la propuesta»la próxima semana a sindicatos y empresarios». Con esta medida,«facilitará la integración de los jóvenes en el mercado de trabajo a través de la formación, es una palanca al empleo, una palanca a las oportunidades». La cartera de Empleo pretende Empleo pretende que cuente con financiación del dinero que la Unión Europea destina para el programa de Garantía Juvenil. Este programa es aplicable a los jóvenes hasta 30 años que ni estudien ni trabajen y estén inscritos en la Garantía Juvenil. De momento hay registradas 608.000 personas y han conseguido empleo gracias a este programa 200.o00. Empleo quiere que este sea el primer paso para que los jóvenes con menor cualificación puedan adquirir una formación que les abra las puertas del mercado laboral. Con esto se pretende facilitar el acceso a una empresa y mantener en esta un puesto fijo, a cambio, el Gobierno, bonificará la conversión de estos contratos de formación en indefinidos. 

La ministra de Empleo aún no ha detallado esta medida por lo que ha pedido un poco de tiempo para conseguir definir del todo el programa. Ciudadanos ha hecho gala del avance de esta medida en su cuenta de twitter apuntando que «mientras unos hacen mociones sin apoyo, Ciudadanos consigue el complemento salarial de 430 Euros. Esto son cambios».

Báñez ha recordado que son más de 500.000 jóvenes no han acabado la Educación Secundaria Obligatoria y ha asegurado que esta propuesta «va a dar elementos de mayor empleabilidad a tantos jóvenes que todavía después de la crisis permanecen en nuestro país sin empleo, muchos de ellos, la mayoría, porque no tienen una formación suficiente»

Esta propuesta no ha convencido al sidicato UGT que ha apuntado que «estamos ante una nueva estrategia propagandística del Gobierno, que va parcheando la situación a salto de mata sin una estrategia clara que permita afrontar el problema del empleo juvenil con seriedad».