Luis Maria Linde, gobernador del Banco de España, ha comparecido ante la comisión del Pacto de Toledo para resolver la situación financiera que afecta España. La solución que ha propuesto ha sido retrasar la edad de jubilación para que la hucha de las pensiones pueda soportar el sistema además de que se apoye la contratación de planes de pensiones privados. 

Linde ha defendido que el aumento de la esperanza de vida y la incorporación tardía al trabajo podría “desincentivar la jubilación anticipada y permitir la ampliación de la vida laboral por encima de los 67 años tendría efectos positivos sobre la sostenibilidad financiera”. El dirigente ha llamado a fijarse en ejemplos como Reino Unido en el que “han optado por incluir también en sus mecanismos de sostenibilidad un enlace automático entre la esperanza de vida y la edad a la que se permite la jubilación”.

El gobernador del Banco de España considera necesario que se amplíen las vías de ingresos para lo que “se podría plantear extender el papel del ahorro para la jubilación, de modo que permita complementar los recursos del sistema contributivo público con la acumulación de activos financieros con los que suplementar las futuras pensiones públicas”.

La comparecencia sucede apenas un día después de que dimitan altos cargos de la institución. Pablo Iglesias que ha acudido al encuentro ha intentado sacar a debate el caso Bankia, pero Celia Villalobos, presidenta de esta comisión, ha señalado al dirigente de Podemos acusándole de que sus intervenciones dan una “pésima imagen” sobre él.


MÁS INFORMACIÓN

Dimite la cúpula del Banco de España imputados por el ‘caso Bankia’