logo twÁlex Martín

La derrota ante el F.C. Barcelona en el Clásico del fútbol español no ha sido el único castigo para el Real Madrid: Gareth Bale, que forzó para llegar al duelo ante el eterno rival, se lesionó de nuevo y tuvo que ser sustituido por Marco Asensio. El diagnóstico determina que el galés sufre una lesión de grado 2 en el sóleo de su pierna izquierda.

Las pruebas médicas han determinado que el extremo, uno de los mejores jugadores del conjunto blanco, estará alejado de los terrenos de juego 3 o 4 semanas. Esto significa que no jugará las semifinales de la Liga de Campeones, frente al Atlético de Madrid, y se duda que pueda llegar al final del Campeonato Nacional de Liga, aunque su entrenador, Zinedine Zidane, es más optimista.

Ojalá que esté antes del final de Liga. Grado 2, sí. Pero los médicos me dicen que es poca cosa, yo confío en los trabajadores de aquí. Luego veremos el día a día”, ha declarado el entrenador francés, que se saltó su ‘norma’ de no arriesgar para que el ex jugador del Tottenham pudiese llegar al Clásico. Y ese riesgo ha salido caro al Real Madrid, que ahora tiene que buscar un sustituto adecuado para Bale en las próximas semanas.


MÁS INFORMACIÓN:

Messi lidera al Barcelona en el clásico y deja viva la Liga