logo twÁlex Martín

Finalmente, el autobús de la plataforma Hazte Oir ha sido detenido. La Policía ha inmovilizado el vehículo, después de que el Ayuntamiento de Madrid haya acordado que se detenga por que no cumplía varias ordenanzas municipales y debido a que incitaba al odio.

El concejal de seguridad del Consistorio, Javier Barbero, ha explicado los motivos que han llevado al gobierno de Manuela Carmena a parar el calificado como «autobús de la vergüenza», ya que existían «datos» de infracción sobre la ordenanza acerca de llevar publicidad exterior.

La ordenanza que se refiere a la publicidad exterior no permitida indica que «se prohibe la publicidad en cualquier tipo de vehículo o remolque, en circulación o estacionado, excepto la que se realice en los vehículos destinados a transporte público».

Esta misma mañana, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, aseguró que su equipo estaba tomando todas las medidas que hiciesen falta para que el autobús dejase de circular por las calles de la capital de España.

Hazte Oír usaba este autobús como forma de campaña , para que recorriese Madrid con mensajes contra»las leyes de adoctrinamiento sexual»  o con textos como «Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen», «Si naces hombre, eres hombre» o «Si eres mujer, seguirás siéndolo».

Miembros de los distintos partidos políticos ya habían exigido la retirada de la circulación inmediata del vehículo. El grupo socialista en el Congreso pidió la intervención de la Fiscalía para impedir este acto, «que atenta contra los menores transexuales».

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, del Partido Popular, coincidió con el PSOE en la intervención de la Fiscalía, pidiendo a la Delegación del Gobierno que ponga los hechos en conocimiento de la Fiscalía.