logo twÁlex Martín

El momento de la verdad ha llegado. Ya no valen medias tintas en la competición más prestigiosa de Europa, la Liga de Campeones. Se ha celebrado el sorteo de los cuartos de final, y el bombo ha deparado suerte muy dispar a los equipos españoles.

Al Real Madrid le toca enfrentarse al Bayern de Munich. El equipo alemán está dirigido por Carlo Ancelotti, ex técnico del equipo merengue, por lo que el morbo está asegurado. Además, la ida será en Alemania, lugar muy complicado para obtener un buen resultado.

El Bayern es uno de los equipos más poderosos y potentes de Europa. Cuenta con jugadores de ataque como Lewandowski o Muller, que a buen seguro harán mucho daño a la defensa del Real Madrid, que se tendrá que emplear a fondo para detenerles.

Al F.C. Barcelona le ha caído el campeón de la liga italiana durante cinco años consecutivos, la Juventus de Turín. La ida se disputará en el Juventus Stadium, por lo que el conjunto de Allegri espera poder sorprender al 5 veces campeón de Europa.

Han perdido jugadores muy importantes, como el centrocampista Paul Pogba o el delantero Álvaro Morata, pero siempre bien liderados por su capitán, Gianluigi Buffon o el argentino Paulo Dybala, la Juventus puede ser un quebradero de cabeza.

El Atlético de Madrid ha sido el equipo que ha tenido más suerte, pues le ha tocado el conjunto considerado como la Cenicienta de los cuartos de final, el Leicester City. En este caso, el partido de ida se va a disputar en el Vicente Calderón.

El equipo inglés cuenta con jugadores como Vardy o Mahrez, con los que conquistó la Premier League, pero en su primera vez en cuartos de final de la Champions, y con el Atlético como rival, el conjunto dirigido por Shakespeare no es favorito.

Por último, el Borussia Dortmund y el Mónaco, otra de las grandes revelaciones de este bombo, se verán las caras en un duelo en el que el equipo alemán parte con la vitola de favorito.