logo twÁlex Martín

A cada jornada que avanza la Liga Santander, las diferentes luchas se van recrudeciendo. Una de las más importantes es la disputa por el tercer puesto, por el que luchan, entre otros equipos, el Atlético de Madrid o el Sevilla. En esta jornada, el equipo rojiblanco ha dado un paso más para llevarse la lucha al arrasar a Las Palmas por cero goles a cinco.

Ante uno de los equipos que mejor juego practica de toda la Liga, el equipo dirigido por Diego Pablo Simeone ha sabido dar un golpe en la mesa, al comenzar pronto a golear, ya que en el minuto 2 del partido, Gameiro, a pase de Saúl, anotó el primer gol del partido. El delantero francés había perdido un poco el ritmo goleador pero en este encuentro ha finalizado con su sequía.

Apenas unos minutos después, tras la salida de un saque de esquina, el propio centrocampista español, uno de los mejores del partido correspondiente a la jornada 35 de la Liga Santander cabeceó de forma imparable y puso tierra de por medio la distancia del Atlético de Madrid con el equipo dirigido por Quique Setién, que se veía incapaz de hacer daño al conjunto rojiblanco.

La primera parte culminó con el tercer gol del equipo colchonero, que se estaba rehaciendo de la dura derrota de la jornada anterior, en su estadio, el Vicente Calderón, frente al Villareal. Gameiro, por segunda vez en el partido, batía al guardameta de Las Palmas y dejaba visto para sentencia el partido, un golpe de efecto y moral importante para el Atlético.

Ya en la segunda parte, el Atlético de Madrid hizo hasta otros dos goles más. Thomas, uno de los jugadores menos habituales, fue el encargado de anotar el cuarto tanto para el conjunto rojiblanco, que se estaba divirtiendo dominando a Las Palmas, cuya afición no se estaba creyendo lo que estaba viendo en el terreno de juego por parte de su equipo.

Para finalizar, Fernando Torres, otro de los jugadores, junto a Kevin Gameiro, que llevaba un tiempo sin ver cara a portería, se encargó de cerrar el marcador con un disparo que perforó las redes de la portería de Las Palmas. Esta victoria carga de moral al Atlético para los últimos tres partidos de la temporada en Liga, y también para la vital eliminatoria de Champions frente al Real Madrid.