logo twÁlex Martín 

El Atlético de Madrid ha comenzado su nueva era con una victoria. El equipo dirigido por Diego Pablo Simeone ha vencido al Málaga por un gol a cero, obra de Griezmann, en el estreno de su nueva casa, el Wanda Metropolitano. No ha sido el mejor partido colchonero, pero la pegada del francés les ha servido para recuperar la senda del triunfo.

Con la presencia del Rey de España, Felipe VI o la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes en el palco, se hicieron una gran cantidad de actos conmemorativos en recuerdo a los antiguos estadios del Atlético de Madrid, en el que se ha incluido el Vicente Calderón, que se ha ‘jubilado’ en 2017.

El Málaga, ordenado pero sin premio

El equipo dirigido por Míchel salió al campo fuerte atrás y esperando su oportunidad para morder al rival. El Atlético, por su parte, salió con la idea de dominar el partido y dejar K.O a su rival en los primeros minutos para tener un partido tranquilo. Sin embargo, la fuerte defensa andaluza impidió que se produjese esa situación.

La falta de chispa e ideas no hicieron que, hasta la segunda parte, tras una gran jugada individual de Ángel Correa, Griezmann fuese el más listo de la clase y batiese a Roberto para marcar el primer gol de la historia del Wanda Metropolitano, y darle los tres puntos a un Atlético de Madrid que necesita progresar si quiere mantenerse en la lucha por las competiciones más importantes.