logo twÁlex Martín

El Athletic de Bilbao se mantiene en la lucha por los puestos europeos tras golear en el estadio de Balaidos al Celta de Vigo por cero goles a tres. Raúl García, en dos ocasiones, y Mikel Rico, a falta de pocos minutos para que finalizase el encuentro, fueron los encargados de perforar las redes olívicas ante la impotencia del equipo del ‘Toto’ Berizzo.

Desde el principio, el equipo dirigido por Ernesto Valverde fue el claro dominador del encuentro. Los jugadores rojiblancos hicieron valer su superioridad y pronto empezaron a acosar a la defensa del Celta, que, a duras penas, era capaz de rechazar los intentos de los jugadores de ataque de su rival, en una tendencia ascendente en estos momentos.

No tardó mucho el Athletic Club en batir la portería defendida por Sergio. En el minuto 35, a falta de diez minutos para que el árbitro pitase el descanso, Raúl García, tras una asistencia de Yeray, remató libre de marca y puso el 0-1 en el electrónico del estadio del Celta, que, más pendiente de las semifinales de la Europa League, está descuidando sus compromisos en Liga.

A la vuelta del intermedio, el equipo de la ciudad vasca continuó con su particular exhibición en el campo. En el minuto 50, cinco después de que se iniciase la segunda mitad, una pared entre Williams y Raúl García, culminó en un rechace de Sergio Álvarez, y que el ex-jugador del Atlético de Madrid rematase sin mayores problemas para poner tierra de por medio.

A falta de menos de diez minutos para el final del encuentro, una contra liderada por Lekue, tras llegar a la zona de tres cuartos, le cede el balón a Mikel Rico, quien dentro del área vigués, no tuvo contemplaciones en anotar el tercer y definitivo tanto de su equipo en el partido, lo que acerca al Athletic a la quinta plaza, que da acceso a la Europa League y da mucho en que pensar al Celta.