logo twÁlex Martín

Un camión ha arrollado a una multitud de personas en una de las zonas más transitadas de Estocolmo. El ataque ha causado al menos dos muertos, la primera cifra oficial ofrecida por la policía, y varios heridos en lo que se apunta como un ataque terrorista como la única hipótesis en la que se está trabajando por parte de las autoridades suecas.

Según los dueños del camión, el vehículo ha sido “robado o secuestrado” y ha acabado empotrado frente a unos grandes almacenes de la capital de uno de los países más desarrollados de Europa. Según una radio local, la cifra de muertos asciende a tres, sin embargo, la policía ha manifestado de forma oficial que la lista de muertos asciende por el momento a dos personas.

El supuesto ataque terrorista tiene muchas similitudes con los actos perpetrados en Niza, en el mes de julio del 2016, o el de Berlín, provocado en el mes de diciembre del mismo año. El secuestro o robo del camión y el estrellato del vehículo frente a una multitud de personas son algunas de las pistas que lleva a la policía sueca a trabajar en una sola teoría de quién ha sido el autor de esta tragedia.

No es el primer ataque que se ha producido en Europa durante esta semana. A principios de la misma, se produjo una explosión en el metro de San Petersburgo, en el que más de diez personas perdieron la vida y más de cuarenta salieron heridas. Además, días después, en un piso cercano al lugar de la explosión en la ciudad rusa, hubo otro incidente con explosivos.