logo twMarcos H. De la Morena 

Hace menos de una semana Benjamin Netanyahu anunciaba que Israel construiría más de 500 viviendas para judíos en la zona de Jerusalén invadida por Israel tras la Guerra de los Seis Días (1967). Hoy mismo se ha hecho público que, apoyándose en el respaldo del nuevo presidente americano, lanzan los planes de construcción de más de 3.000 viviendas nuevas (únicamente para personas de nacionalidad israelí) en los asentamientos judíos que Israel ‘colonizó’ dentro del territorio palestino de Cisjordania.

Más de 5.000 a final de año

Durante la semana pasada el gobierno israelita fue anunciando concesiones para nuevas edificaciones en territorios cercanos a Cisjordania, sumando 2.500 en total. Ha sido hoy cuando el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman ha hecho oficial que se da luz verde a 3.000 asentamientos más, de las cuales el 70% serán construidas en un plazo inmediato, y las restantes se irán repartiendo en proporción al tiempo y al número de habitantes que las soliciten.

En el comunicado de Lieberman se especificaba el número de casas que se construirán en cada colonia israelí, siendo ‘Alfei Mensahe’ la de mayor cantidad con 700, seguida de ‘Beitar Ilit’ y ‘Beit Arye’ con 650.

Trump, apoyo fundamental para Netanyahu

Meir Turgeman, vicealcalde de la ciudad, destacó la pasada semana ante los medios de comunicación que uno de los factores que les habían llevado a tomar la decisión fue el “tener por fin un mandatario pro Israel en la Casa Blanca”. El apoyo mediático de Trump a la comunidad israelí ha surtido el efecto esperado en los mandatarios de la ciudad. “Las reglas del juego han cambiado con la llegada de Donald Trump como presidente, ya no tenemos las manos atadas como en la época de Obama”, aseguró el Turgeman.

En cuanto al veto impuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU hacia este tipo de decisiones unilaterales, Netanyahu ya informó la pasada semana a todos los miembros del Consejo de que levantaría todas las restricciones hacia las colonias de Jerusalén (que según la comunidad internacional pertenece a Palestina). La propia ONU emitió también un comunicado calificando de las acciones del presidente israelí como “una flagrante violación al derecho internacional”.


MÁS INFORMACIÓN

Israel amplía sus asentamientos en Jerusalén gracias a la llegada al poder de Trump

Israel suspende el contacto con España y otros 11 países tras la resolución de la ONU