El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha depositado ya 2,2 millones de euros de la fianza de 5,25 que le reclama el Tribunal de Cuentas por la organización del referéndum del 9-N. Mas ha pedido que le amplíen el plazo, que finaliza esta semana, para poder depositar lo que le falta. Según el ex dirigente, lo que ha depositado hoy supone una “garantía” para la cantidad restante.

Lo depositado coincide con el dinero recaudado por Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana (ANC) para hacer frente a la fianza de Artur Mas. Fue él quien pidió a los catalanes que colaborasen con la cifra ya que corría el riesgo de que sus bienes fuesen embargados.

El Tribunal de Cuentas impuso el pasado 25 de septiembre esta fianza solidaria de 5.251.948,17 euros a Mas, al considerarle el máximo responsable del referéndum ilegal de 2014. El objetivo de esta fianza provisional es que se reintegren a las arcas públicas del dinero gastado, en caso de que sean finalmente condenados. La consulta del 9 de noviembre de 2014 fue suspendida por el Tribunal Constitucional.