logo twDiana Fernández

El Banco Santander ha comprado por el simbólico precio de un euro el Banco Popular. Esta gestión se había organizado para la próxima semana pero ante el temor del Popular de no poder abrir hoy sus oficinas por no tener liquidez suficiente para sus clientes, ha precipitado la operación. Durante los últimos días se estaban dando masivas extracciones de dinero.

La crítica situación del Banco Popular se ha visto pronunciada por la estrepitosa caída en Bolsa, hasta el 18%. La sexta entidad financiera de España estaba al borde de la quiebra hasta que hoy el banco Santander ha absorbido el 100% del capital social. El Santander ha anunciado este miércoles la adquisición del Banco Popular tras la subasta llevaba a cabo por el Fondo Único de Resolución (FUR) y el FROB español en la que Santander fue seleccionada como entidad adjudicataria.

LOS ACCIONISTAS LO HAN PERDIDO TODO

Ahora el Banco Santander ha anunciado que hará una ampliación de capital de 7.000 millones de euros para poder atender a los que fueran clientes del Banco Popular siendo estos de suscripción preferente ante la nueva situación. A pesar de esto, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha anunciado que no habrá ningún tipo de compensación para aquellos inversores del Banco Popular que hayan perdido toda su financiación ya que ahora los accionistas han perdido el 100% de su inversión.

Esta operación ha sido respaldada además por el Banco Central Europeo (BCE) que había advertido un «deterioro significativo» en el Popular. Será a partir de ahora el Banco Santander quien asuma todas las responsabilidades del banco absorbido en cuanto a liquidez y continuidad en sus negocios. Con esta ampliación, el Santander se convierte en la primea entidad financiera de España acumulando ya el 19% lo que le posiciona por encima de CaixaBank, quien ocupaba hasta ahora esa posición.

La cotización del Popular ha sido suspendida y todo apunta a que no vuelva a cotizar dadas las circunstancias críticas en las que se encuentra el banco.

La respuesta de la bolsa a esta operación ha sido inmediata, los valores del Santander se han resentido cayendo en un 2% a pesar de haber ido recuperando a lo largo de la jornada. Mientras tanto las acciones del BBVA y CaixaBank subían.

¿ESTABILIDAD EN EL SISTEMA FINANCIERO?

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado que «es una buena salida para la entidad, dada la situación a la que había llegado en las últimas semanas, ya que implica la máxima protección a los depositantes y la continuidad de la actividad». Ha recalcado además la firmeza del sistema financiero nacional apuntando que «la situación actual es muy diferente de la del año 2012, dada la buena salud del conjunto del sector financiero y de la economía española en general». Esta operación se ha realizado según el ministro «con total transparencia» y «se lleva a cabo sin la utilización de recursos públicos y sin que se produzca, por tanto, un eventual contagio entre riesgo soberano y bancario, como ocurrió en épocas pasadas».

NOMBRAMIENTOS

Ana Botín ha nombrado a un nuevo consejo de administración en Banco Popular que estará integrado por cinco miembros y que estará presidido por Javier García Cantera, director financiero del Santander, después de que el antiguo consejo de la entidad, con Emilio Saracho al frente, haya sido destituido. Javier García-Carranza y José Doncel serán consejeros ligados al grupo Santander, mientras que Pedro Pablo Villasante y Gonzalo Tejuca ejercerán como consejeros independientes