logo twÁlex Martín

Uno de los momentos más esperados en los últimos tiempos en el deporte del motor era el debut de Fernando Alonso en el que va a ser su coche para disputar las 500 Millas de Indianápolis. En la jornada de ayer, sobre las 5 hora española, el piloto asturiano se subió por primera vez al vehículo de Andretti, que recibe la colaboración de McLaren y Honda, donde corre el bicampeón del mundo en la Fórmula 1.

Después de que el que va a ser su compañero de equipo en tan distinguida prueba del mundo del automovilismo, Marco Andretti, probara el coche durante unas cuantas vueltas, Alonso recibió luz verde por parte de su equipo para poder subirse al monoplaza y empezar a rodar en el circuito de Indianápolis, uno de los más legendarios dentro de las cuatro ruedas.

El ex corredor de Ferrari estuvo una hora en pista y tuvo tiempo de dar más de 100 vueltas en el óvalo del circuito de Indiana. En ese tiempo, pudo adaptarse a lo que va a conducir a finales del mes de mayo, hacer sus ajustes dentro del coche y  acostumbrándose a un circuito, que aunque ya sabe lo que es correr en él, ya que compitió en 2007, con el óvalo en el sentido contrario al que va a disputar las 500 Millas.

El llamado ‘test de rookies’, que orienta al que se sube a un Indycar por vez primera, fue superado ampliamente por Alonso, que tenía derecho a esta primera prueba por ser debutante en esta categoría, aunque todavía tiene opción de probar su coche antes de que se produzca la carrera. Además, demostró que puede hacer tandas de 10-15 vueltas sin ningún tipo de problema en su vehículo.

«La dirección está más dura que en el simulador, pero me ha encantado», afirmó Alonso, que en el mejor momento de los tests llegó a alcanzar 353 kilómetros por hora, una de las velocidades más altas a las que ha estado dentro de un monoplaza. Además, generaron tanta expectación estas pruebas que más de medio millón de personas fueron testigos a través de Internet del debut de Fernando Alonso.


MÁS INFORMACIÓN:

Alonso adelanta los tests con el IndyCar para llegar en forma a Indianápolis

Alonso sacrifica correr en Mónaco para testar el McLaren en las 500 millas