logo twÁlex Martín

En la localidad de Tanta, a pocos kilómetros de la capital de Egipto, El Cairo, se han producido dos atentados contra iglesias coptas que han costado la vida a más de 21 personas y han herido a más de medio centenar. Esto se produce durante la celebración del Domingo de Ramos, y tres semanas antes de la visita del Papa Francisco al país africano, lo que ahora se encuentra en duda.

Después de que una bomba artesanal explotara en la Iglesia de San Jorge de Tanta, donde los fieles se congregaban para celebrar el Domingo de Ramos, el número de víctimas ha ido aumentando en cuanto se han ido sabiendo más datos del ataque. El Ministerio de Sanidad ha confirmado a una agencia estatal, MENA, el número de personas que ha fallecido, sin embargo, esto podría seguir creciendo debido a la gravedad de las heridas de algunas de las víctimas de la explosión.

Por el momento se desconoce quién ha sido el autor de este ataque. El ISIS amenazó en el pasado mes de febrero volver a atentar contra la comunidad cristiana de Egipto, que representa apenas un 10% de la población total, tras un ataque en el mes de diciembre del pasado mes de diciembre, que se saldó con veinticinco personas fallecidas en la catedral copta de San Marcos, en el Cairo. Apenas tres horas después de que se produjera el primer ataque en Tanta, un suicida detonó otro explosivo, esta vez en la ciudad de Alejandría, en el que de momento solo hay heridos.