La formación de Ada Colau, Catalunya en Comú, ha hecho un llamamiento en la “movilización legítima” del 1 de octubre en la que los catalanes “no pueden doblegarse” ante la “ola represiva” del PP, y harán campaña con actos propios para movilizar al “80% de los catalanes” favorables al derecho a decidir, sin entrar en la “polarización”.

Elisenda Alamany, portavoz del partido, ha anunciado que tras una consulta interna para decidir cual será el nivel de implicación de la formación en el referéndum del 1 de octubre, el 44% de los militantes han participado siendo de este porcentaje el 59,39% quienes han decidido que se debe participar en la consulta frente al 40,61% que lo ha hecho en contra. Esto no supone ninguna mayoría aplastante por lo que de nuevo evidencia una grieta en la formación de Colau.

El partido de los ‘comunes’ hará su propia campaña pero no contribuirán en ninguno de los actos oficiales convocados por los independentistas. Durante la rueda de prensa, la portavoz ha recoocido que “no tendrá la normalidad democrática que desearíamos”, pero ha defendido esta llamada a la participación frente a la “ola represiva” de un Gobierno que practica la “estrategia del miedo”, “se escuda tras los tribunales y las querellas”.

Elisenda Alamany, ha hecho un llamamiento al PSC y al PSOE para romper el silencio y denunciar “la agresión flagrante del PP a las instituciones catalanas”.