• Desde el arranque de 2013 no se ven cifras similares en ningún mes.
  • La venta de viviendas ha crecido un 19,4% sobre un mercado que tras explotar la burbuja ha sido de los más afectados por la crisis

Tras aumentar el empleo y el PIB España sigue su recuperación y esta vez los datos arrojan luz sobre uno de los mercados más dañados por la crisis, el mercado inmobiliario.

Tras explotar la burbuja inmobiliaria, los precios de la vivienda se dispararon y con dicha inflación llegó una parálisis casi total de los consumidores a la hora de comprar inmuebles. La gente optó en masa por alquilar y la compra-venta se quedó estancada.

Este Junio los datos son muy positivos, 36.856 compraventas de casas, una cifra muy elevada y que no se veía desde 2013. El mercado inmobiliario español ha crecido con esta cuantía un 19,4% sobre el mismo mes el año anterior.

El INE ha revelado estos datos y se ha visto que pese a que Junio suele ser uno de los meses más bajos en compraventa (en abril hubo un crecimiento de un 30% y en mayo un 23%), se trata de una muy buena cifra y supone para España encadenar cinco meses de gran crecimiento en este sector.

El único problema que presentan estos datos que son prácticamente positivos en todos los sentidos, es que se está produciendo una polarización regional en lo que se refiere a este mercado. Hay cinco provincias que sostienen todo el peso y los beneficios de este crecimiento, frente a otras que apenas ven su mercado activo.

Madrid, Alicante, Barcelona, Málaga y Valencia representas el 45% de toda la compraventa que se ha realizado en España. Entre las 45 provincias restantes (y Ceuta y Melilla), se reparten entre todas ellas el 55% restante.