Debates, encuentros, mitines, y una mastodóntica operación mediática. Empieza la campaña electoral. El 20-D los ciudadanos recibieron la orden de opinar y así lo hicieron, pero el cruce de reproches, los vetos continuos y la corrupción en pleno fervor ha hecho imposible marcar un dictamen concreto. La realidad aplastada de las pasadas elecciones tampoco se pudo evitar con un bloque de 200 medidas. Los públicos aleatorios de las diversas formaciones han vivido un hito histórico, se repiten elecciones.

La solución es el compromiso. Las cuatro divisiones con sus respectivos representantes parlamentarios se enzarzan en tertulias televisivas y se inclinan hacia un cambio en el que será necesario repartir el éxito. La eclosión de los nuevos partidos ha roto con el bipartidismo y la praxis contemporánea. El naranja pasa a ser una opción posible. Ciudadanos entra en juego.

La campaña de Ciudadanos

“Ciudadanos está intentando demostrar que hay una forma diferente de hacer política en España”. Así ha abierto Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid el encuentro. El partido que echó raíces en Cataluña plantea “cambios concretos y propuestas concretas” de cara a un inminente 26-J.

El programa que presenta esta vez el partido es “prácticamente idéntico” habiendo hecho matices en la memoria económica. Pero este ajuste tiene una explicación. “Nos hemos encontrado en estos últimos meses con un agujero de diez mil millones de euros tapados por el partido popular”. Según Aguado esto les ha obligado a corregir ese aspecto de su propuesta que pugna por una política en la que “nadie se quede en la pobreza”.

NOS HEMOS ENCONTRADO CON UN AGUJERO DE DIEZ MIL MILLONES DE EUROS TAPADOS POR EL PP

La polémica campaña electoral en la que tampoco las formaciones han conseguido ponerse de acuerdo tras propuestas de “mailing” conjunto  y recortes,  ocupará esta vez un porcentaje reducido respecto a la campaña anterior del partido naranja. “Vamos a invertir entre un 10 y un 15% menos” , asegura Aguado. ¿El resto de partidos? “En la anterior campaña, el Partido Popular invirtió en torno a 12 millones y el Partido Socialista en torno a 9”. El portavoz insiste en que van a estar presentes en todos los debates a los que les llamen y “por supuesto Albert Rivera debatirá con el resto de candidatos”.

“FUIMOS A VENEZUELA A DEFENDER LA DEMOCRACIA, LOS DERECHOS Y LAS LIBERTADES”

Corrupción

El partido que se etiqueta como “liberal demócrata” presume de una postura férrea frente a la corrupción. “En los estatutos del partido no se permite que ningún cargo público esté imputado” recalca Aguado.  Respecto a Jordi Cañas, ex diputado de la formación que abandonó las filas tras hacerse público un delito de evasión de impuestos por la cifra de 400.000 euros , es ahora asesor de Juan Carlos Girauta. Según Aguado, la experiencia de Cañas “a nivel europeo” le ha llevado a convertirse en asesor ya que los europarlamentarios, en este caso, Girauta, “tienen un presupuesto para rodearse de las personas que consideran oportunas”.

La salida de Otegui de la cárcel tuvo sus admiradores y sus detractores. En este caso el portavoz de Ciudadanos se posiciona. “Irse de tour con el señor Otegui – refiriéndose a Pablo Iglesias-  considerarlo hombre de paz habiendo sido considerado el  jefe del brazo político de ETA no creo que te aleje mucho de ETA” sentenció Aguado. Respecto al partido liderado por Iglesias lo califica de “extrema izquierda”. Y sobre esto y la reciente visita de Rivera a Venezuela lanza un órdago. “Fuimos allí a defender la libertad, la democracia y los derechos humanos. Otros van a pedir dinero a esos regímenes”.

“EL LIDERAZGO DE PEDRO SÁNCHEZ ES BASTANTE INESTABLE”

¿Pactos?

Pero los dardos al partido morado no cesan. Respecto a posibles acuerdos, Aguado, recalca que “en determinados temas sociales podemos llegar a muchos acuerdos como la ley de la transexualidad” pero es difícil un acuerdo conjunto con un partido que “aboga por salir del euro para dejar a España aislada y aboga por convocar referéndums ilegales por todo el país”.

Las intento de gobierno conjunto con el Partido Socialista fue un paso adelante para que “hubiera gobierno” en esto, invitaron al Partido Popular “hasta en cuatro ocasiones y no se sentaron. El PP nos ha llevado a nuevas elecciones” espetó el portavoz.  Y con este pacto que se firmó días antes de la fallida investidura de Pedro Sánchez, Aguado, invita al líder del PSOE a “tener un proyecto territorial único” además de considerar el liderazgo de Sánchez“algo inestable con muchos intereses de barones”.

La capacidad normativa del partido naranja exige transparencia, pero esto no será suficiente para presidir. Ahora el futuro incierto sigue en campaña, entrar en el juego no significa ni mucho menos ganarlo y serán las urnas las que marquen el ritmo. Pero no ahora, el 26-J, cuando hablen las calles.