La Plaza de Colón ha acogido a 50.000 personas, según la Delegación de Gobierno para pedir la defensa de la Constitución. Banderas nacionales, al cuello o en la mano, han llenado la plaza al grito de «con golpistas no se dialoga» o «Puigdemont a prisión». La organizadora de la concentración ha sido la Fundación Denaes a la que se han unido otras 50 entidades civiles como Fundación Valores y Sociedad, Convivencia Cívica Catalana, Enraizados, Comunidad Judía del Principado de Asturias, Hazte Oír, Foro de Guardias Civiles etc.

El presidente de Denaes, Iván Espinosa, ha explicado que con esta manifestación vienen «a abrazar a España por parte de todos los españoles vengan de donde vengan». «Lo que esperamos de esto es que se cumpla la ley y se haga cumplir la ley», ha señalado

Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del Partido Popular ha señalado que «vamos a vencer a los sepratistas porque somos más y la ley está de nuestro lado y esta semana veremos como acaba el desfaio separatista». Ha felicitado además el discurso del Rey, señalando que «dejó muy claro que no va a aceptar ningún chantaje de aquellos que van contra la convivencia y la legalidad de toda España».

Casado ha afirmado estar «muy orgulloso» de ser español y el próximo paso es  «reivindar la ley, la convivencia, la continuidad histórica de España y la Constitución».

Durante la manifestación a la que han acudido 50.000 personas se ha entonado y bailado el Viva España de Manolo Escobar y el Hoy puede ser un gran día del catalán Joan Manuel Serrat.