logo tw Álvaro Moreno

  • El alcalde de la ciudad asegura que no se trata de ninguna amenaza yihadista, aunque dice que la opción más probable es que haya sido una explosión intencionada
  • Este ataque tiene lugar dos días antes de la cumbre por los refugiados de la ONU

A las ocho y media de la noche (hora local), un artefacto explotaba en el barrio de Chelsea, cerca de la séptima avenida de Manhattan. Por suerte no afectó a nadie de forma letal, sin embargo esta explosión ha dejado heridas a 29 personas que se encontraban en las inmediaciones de la explosión. Solo 1 persona presenta heridas realmente graves, los demás solo recibieron daños superficiales.

La gente entró en pánico y comenzó a correr, el terror de apoderó de Manhattan. A lo largo de las horas van apareciendo más y más datos, desde la grabación de seguridad en la que se vé la explosión, hasta diversos testimonios que afirman que el epicentro de la explosión fue una papelera de hierro.

Pese a todo esto, los datos no parecen concluyentes y las autoridades ni siquiera han dado por seguro la existencia de un «artefacto». Aunque todas las evidencias apuntan a que sí que existió y que su epicentro fue la papelera anteriormente citada, que quedó totalmente destruida.

Esto ha ocurrido horas más tarde de que en la mañana de ayer se cancelase una carrera benéfica por encontrarse una bomba casera en una papelera de Nueva Jersey. Aunque todo parece indicar que ambos hechos podrían estar concetados en plan terrorista, tanto el alcado de Nueva york como la policía han negado categóricamente que hubiese conexión entre ambos sucesos y además niegan que esto tenga ninguna conexión con grupos terroristas.

Mucha gente da por hecho que la autoría de esta explosión es del ISIS por el hecho de que esto ha ocurrido 2 días antes de la reunión de la asamblea general de la ONU para hablar del tema de los refugiados.

A pesar de que las autoridades no creen que los radicales islámicos sean los responsables, sí que han afirmado que lo más probable es que la explosión haya sido provocada de forma intencionada. Los motivos por los que el responsable habría decidido tratar de quitarle la vida al máximo número de personas posibles, sin éxito, siguen siendo un misterio.